RESPUESTAS DE LA CHEF A TUS PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

  • La pasta es muy sencilla de cocinar, pero debemos tener presente 3 puntos importantes:
  • Utilizar 1 litro por cada 100g de pasta
  • El agua debe estar hirviendo (burbujeante)
  • Añadir 1 cda (10g) de sal por cada 100g de pasta
  • Seguir el tiempo de cocción incluido en el empaque
  • Podemos utilizar la sal (10g por cada 100g de pasta) y agregarla al agua cuando ya esté hirviendo.
  • Sin embargo no debemos agregar ningún agente graso (aceite, mantequilla, etc). El elemento graso cubre la pasta con una capa que no permite que la salsa se adhiera a la misma.

Existen varias maneras de identificar una pasta de buena calidad; entre ellas podemos mencionar:

  • Una pasta de calidad se mantiene al dente bastante tiempo: ni se ablanda ni se seca.
  • Una vez cocida, no presenta una capa harinosa en la superficie.
  • Durante el proceso de cocción prácticamente no deja residuos en el agua, ya que no pierde almidón en el proceso.
  • Se cocina de manera uniforme.
  • Tiene sabor a trigo, a cereales

Uno de los mitos alrededor de la pasta es que puede causar aumento de peso. La pasta está hecha con solo dos ingredientes. Sémola de trigo de grano duro enriquecida y agua.  Por su delicioso sabor, no se le agrega azúcar ni preservantes.

Una taza de pasta cocida contiene nutrientes importantes incluidos hierro (necesario para la producción de la sangre) y vitaminas B (del grupo de nutrientes requeridos para convertir carbohidratos en energía)  como la tiamina, niacina, riboflavina y acido fólico.

Y eso no es todo, la pasta de semolina contiene 3 gramos de fibra por porción, mientras que la pasta integral provee 6 gramos de fibra por porción.

La mejor forma de cocinar la pasta es la siguiente:

En una olla con abundante agua hirviendo (1 litro de agua por cada 100g de pasta).

Una cucharada (10g ) de sal por cada litro de agua

Verter la pasta cuando el agua esté burbujeante.

Respetar los tiempos de cocción indicados en el empaque.

Escurrir y mezclar directamente con la salsa preparada.

Recuerda, la salsa SIEMPRE debe esperar por la pasta; NUNCA lo contrario.

Cuando preparamos pastas, es importante tener en cuenta cuál es la porción correcta por comensal.

La regla nos dice que 3 onzas (aprox. 100g) de pasta por persona es suficiente.

El medidor equivalente y más práctico es la mano. Tomamos un puñado de espaguetis y juntamos la uña del dedo pulgar con el nudillo del dedo índice: la cantidad que cabe son aproximadamente 100 gramos, teniendo en cuenta, claro, que cada mano tiene un tamaño y cabrá más o menos cantidad.

También existen medidores específicos para ello pero, si no queremos complicarnos, un cucharón para espaguetis que podemos encontrar en cualquier tienda funciona especialmente bien, porque además de ayudarnos a sacarlos de la olla y servirlos con facilidad, tienen un agujero que mide justo la cantidad para una persona.

  • Para medir las porciones de pastas cortas la siguiente tabla te puede ayudar.

 

Para obtener la mejor calidad, sabor y textura, recomendamos usar todos los productos de pasta en la fecha "mejor si se usa antes" (o antes de la fecha de vencimiento) . Después de esa fecha no se puede garantizar la calidad de los productos, ya que pierden características sensoriales como sabor, desempeño, aroma.

Los paquetes abiertos o sin abrir de pasta seca, deben ser almacenados en un lugar fresco y libre de humedad. Nunca debe almacenarse en la nevera o congelador, ya que la pasta absorberá la humedad del lugar.

Para almacenar la pasta cocida, debemos colocarla en un recipiente con tapa en la nevera y comerla dentro de los 2 días. La pasta que ha sido cocida no debe estar mezclada con salsas, solo mezclada con aceite de oliva antes de guardarla para evitar que se pegue.

Es muy frecuente que una vez cocinada la pasta la escurramos en un colador sobre el fregadero de manera que toda el agua de cocción se acaba yendo por el desagüe.

Pues bien, antes de hacer eso, sería genial si reservases al menos una pequeña cantidad de esa agua de cocción, una taza, por ejemplo. Serán tu salvación, si la salsa te ha quedado un poco seca, pues podrás añadir un poco más de ese líquido con todo el sabor de la pasta para conseguir una salsa mucho más untuosa.

2 comentarios en “Preguntale a la Chef”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2020 Todos los derechos reservados

❤Pastas La Suprema